Friburgo. Una hermosa ciudad. Pero no hay playa!

… ni falta que hace. Todavía es tiempo de hacer de este verano un momento inolvidable, o bien acumular otro perfectamente olvidable, tostándonos vuelta-y-vuelta en cualquier playa española. Y es queFriburgo es una ciudad bonita y agradable donde las haya: en plena Selva Negra, rodeada de bosques, a un paso de Francia, a otro de Suiza.. , vamos, un sitio inmejorable para combinar vacaciones y curso de alemán. Ahora bien, vamos a intentar matar varios pájaros de un tiro: en los cursos de verano que ofrece la Universidad de Friburgo, además de tener buena pinta y no ser  caros, los participantes reciben un certificado con créditos ECTS (entre 5 y 6 por curso) convalidables (en principio) en cualquier universidad española. Por cierto, el alojamiento es en residencia universitaria, cosa que se agradece.

- Hago vacaciones en un sitio monísimo, y consigo que mis padres me lo financien con la excusa de que voy a a estudiar. Sugiero utilizar: “Papá, es por mi futuro, cómo te vas a negar a invertir en mi formación, con la que está cayendo…”, y otras típicas fórmulas filiales emotivocoactivas de eficacia contrastada.

Deja un comentario